Ponentes por Convocatoria

Andrés Eduardo Carrillo Roldán / Colombiana

Responsabilidad y Valores Funcionales para las industrias creativas

Políticas Públicas y legislación vigente

Personal

Ivonne Mélida Huatatoca / Ecuatoriana

Políticas públicas y legislación vigente

Políticas Públicas y legislación vigente

UNILA

Diego Duque / Colombiano

Nombre ponencia

Políticas Públicas y legislación vigente

Independiente Ex asesor Secretaría de Cultura de Pereira

Fernanda Gómez / Colombiana

Políticas Públicas en Hispanoamérica

Políticas Públicas y legislación vigente

Con Cultura

Juan David // Vanessa Arias Suárez // Cano Mejía / Colombianos

Aproximaciones epistemológicas entorno a la gestión cultural y creativa. Contrastación dialéctico-conceptual desde la economía de la cultura.

Políticas Públicas y legislación vigente

Politécnico Grancolombiano / Institución Universitaria de Envigado

Josué Vladimir Ramírez Tarazona / Colombiano

Industria Creativa y Tejido Social

Políticas Públicas y legislación vigente

Universidad Antonio Nariño

Sandra Velásquez Puerta / Colombiana

Políticas de comunicación y políticas culturales, favorecen la diversidad de la industria creativa

Políticas Públicas y legislación vigente

Universidad Nacional de Colombia sede Manizales

Juan Carlos Lyons Márquez / Colombiano

La asociatividad de lo independiente: la gestión como camino de sostenibilidad

Industria musical; Gestión y trabajo en cooperación

Corporación Artística Golpe, Son y Tambó

Katerine López Ochoa / Colombiana

Industria musical

Industria musical; Gestión y trabajo en cooperación

Politécnico Jaime Isaza Cadavid

Carlos Alberto López Posada / Colombiano

Los aliados internacionales como fuente de expansión de la economía creativa

Industria musical; Gestión y trabajo en cooperación

Politécnico JIC y Wapa Colombia

Juan González / Colombiano

Inicia un negocio digital desde la música

Industria musical; Gestión y trabajo en cooperación

Grupo Inside digital

Valeria Spinetta / Argentina

Nuevos desafíos para la producción musical independiente

Industria musical; Gestión y trabajo en cooperación

UBA, CONICET, UNDAV

Santiago Arango Naranjo / Colombiano

Sí a Internet, no a la tiranía digital

Industria musical; Gestión y trabajo en cooperación

Centro de Documentación Musical El Jordán

Juan Esteban Cataño Echeverri / Colombiano

Creación, diseño y desarrollo de contenidos audiovisuales para niños y niñas.

Industria Audiovisual

Mítico Agencia de Comunicación

Oscar Arias / Colombiano

Memes y audiovisual. La transculturización desde los productos audiovisuales en la era digital en Colombia.

Industria Audiovisual

Universidad del Norte

Helivi Giraldo Pineda / Colombiano

Percepción de la industria creativa sobre la economía naranja como posibilidad de desarrollo. Medellín, 2020

Industria Audiovisual

Institución Universitaria ESCOLME

Mauricio Betancourt Hurtado / Colombiano

Gamificación y Neurociencia

Videojuegos y Multimedia

Indie Level Studio

Juan David Bermúdez Ospina / Colombiano

Medio de comunicación digital para la industria de los videojuegos en Colombia

Videojuegos y Multimedia

Universidad de Medellín

Javier Alejandro Arredondo Raigoza / Colombiano

El teatro de provincia, dramaturgias y construcción de públicos

Artes Escénicas Panel Especial

municipio de Pueblorrico, teatro "la escalera"

Alejandra Osorio Insignares

Comunicación para el desarrollo y estrategias para visualización de territorio

Industria Audiovisual

Canal zona 6 Tv – Mesa de medios comunitarios

Primer informe del observatorio de la música argentina INAMU

Primer informe del observatorio de la música argentina INAMU

El Instituto Nacional de la Música (INAMU) presenta el Primer Informe de su Observatorio de la Música Argentina (MUSA): “Relevamiento Estadístico de la Actividad Musical”. Este documento desarrolla un análisis de las personas músicas inscriptas en el Registro Único de Músicos/as/xs Nacionales y Agrupaciones Musicales Nacionales del INAMU, aportando datos demográficos y artísticos con perspectiva de género. Se consideran diferentes actividades musicales en cruce con aspectos de distribución geográfica y variables de edad.

En el año 2019 el INAMU junto con el Instituto de Investigaciones Gino Germani de la Universidad de Buenos Aires (IIGG-UBA) formalizaron un acuerdo de cooperación de febrero de 2018 mediante la firma de un convenio para la realización de un estudio cuantitativo de la actividad musical con perspectiva de género, otorgando al mismo tiempo al instituto información necesaria para elaborar una línea de base de la situación de las personas músicas en Argentina. Dicho relevamiento consistió en la sistematización y el análisis del comportamiento numérico del Registro Único de Músicos/as/xs Nacionales y Agrupaciones Musicales Nacionales del INAMU en virtud de diferentes actividades musicales en cruce con aspectos de distribución geográfica y variables de edad.

La autora del estudio es Mercedes Liska, etnomusicóloga, investigadora del CONICET especializada en Sociología de la Música. El Observatorio MUSA está coordinado por Celsa Mel Gowland, música y ex vicepresidenta del INAMU. Ambas referentes de la mesa XMásMúsicasMujeresEnVivo que trabajó para la sanción de la Ley de Cupo y acceso de artistas mujeres y personas de género autopercibido en eventos musicales. Tanto el análisis de los datos demográficos como los gráficos y cuadros estuvieron a cargo de Alejandro Liska, sociólogo y profesor de Estadística de la Universidad de Buenos Aires.

Ante los datos arrojados en este informe, recabados por nuestro Observatorio con la imprescindible colaboración de expertos en análisis cuantitativos, desde el INAMU esperamos poder optimizar nuestras políticas con el objetivo de fortalecer y fomentar la actividad de las personas músicas en Argentina.

Spotify y la UMI lanzan un fondo solidario

Spotify y la UMI lanzan un fondo solidario

La plataforma donó U$S 100 mil, y duplicará el monto que reciba la Unión de Músicos Independientes en un sitio de donaciones. Planean un mapeo de los músicos en mayor emergencia.

Una alianza inesperada. Al menos eso hubiese parecido hasta hace unos pocos meses. Pero en una sociedad trastocada por la pandemia, lo inesperado también puede convertirse en algo que, en realidad, parece tan natural como necesario. El lunes por la tarde, la Unión de Músicos Independientes (UMI) anunció el trabajo en conjunto que va llevar adelante junto a Spotify. El objetivo, como se subraya en el comunicado oficial de la UMI, es el de “brindar asistencia a artistas y fomentar la reconstrucción de la escena independiente una vez haya terminado la crisis”. Para eso, el gigante que reina en las reproducciones de música via streaming brindará una ayuda financiera para apoyar “a los miembros de la comunidad musical más afectados por el impacto de la emergencia sanitaria global”. Y luego duplicará las donaciones que la UMI reciba en su “Fondo por lxs músicxs independientes”.

“Es la primera vez que vamos a hacer algo así y estamos convencidos de que la situación lo amerita. Apenas se comunicaron con nosotros desde Spotify, nos dijeron que valoraban la transparencia con la que veníamos trabajando y la importancia que le damos a la difusión de derechos. Sobre esas bases nos pusimos a trabajar con ellos”, señala Juan Ignacio Vásquez, presidente de la UMI, que hoy agrupa a más de 7500 músicos y músicas. “Estamos en una situación que, dentro de la música, es similar a la crisis del 2001 y a lo que ocurrió post Cromañón. Al mismo tiempo que aparece la crisis, hay una preocupación muy grande por los derechos propios y un interés en participar de espacios de organización. Dentro del negativismo de la coyuntura, si hay algo que nos hace juntarnos más, bienvenido sea. Y a partir de eso aparecen también estas posibilidades”.

A comienzos de abril, la UMI pasó a formar parte del proyecto global Spotify Covid-19 Music Relief, con el que la plataforma teje alianzas en el mundo de la música “para ampliar los esfuerzos de las organizaciones que se centran en ayudar a los más necesitados”, como se detalla en su página web . Entre esas organizaciones, por ejemplo, figuran el Centre National de la Musique en Francia, Help Musicians en Inglaterra, Music Cares en Estados Unidos y la Unión Brasileña de Compositores. La pandemia, parece, puso en la misma vereda a David y a Goliat.

"Frente a este escenario, Spotify se ha comprometido con socios de toda la industria para discutir cómo podemos apoyar a los artistas y a la comunidad creativa que se han visto profundamente afectados. Si bien el streaming continúa desempeñando un papel clave en conectar a los creadores con sus fanáticos, varias otras fuentes se han visto interrumpidas por la crisis”, declaró hace pocos días Mia Nygren, directora general de Spotify en América Latina. “Combatir el impacto de esta pandemia en la industria de la música requerirá un gran esfuerzo global, y esta asociación con UMI nos permite trabajar rápidamente para optimizar estos nuevos recursos para los artistas en Argentina".

El proyecto, en el país, se llevará a cabo mediante dos etapas. La primera estará destinada a distribuir la inversión inicial que realizará Spotify –de u$s 100.000– entre los músicos y músicas que apliquen para ser beneficiarios. Las condiciones para alcanzar el subsidio implican: “Ser un artista musical con actividad demostrada en los últimos dos años”; “No poseer un trabajo en relación de dependencia formal que proporcione más de $15.000 mensuales”; “Contar con al menos un álbum publicado”. Luego las postulaciones serán evaluados por un comité integrado por la UMI, distintas organizaciones que nuclean a músicos y músicas y también por quienes no son parte de esos espacios.

“La idea es que sea lo más plural posible y entre todos detectar quiénes están en mayor emergencia ante esta imposibilidad de trabajar que hoy tenemos”, dice Vásquez. Con la inversión inicial se proponen destinar, en principio, 600 subsidios de $10.000. Lo que surja a partir de ahí dependerá del monto que alcancen con las donaciones, que será duplicado por Spotify, con un tope de 10 millones de dólares. “En Argentina estamos muy lejos de llegar a ese número, que tiene más que ver con otros países donde ellos también llevan a cabo el proyecto”, aclara Vásquez. “Nosotros apuntamos a pequeñas donaciones, a una mayor cantidad de gente a la que no le sea tan costoso aportar”.

La segunda fase del proyecto estará destinada a impulsar “el acomodamiento y puesta en funciones de la escena musical Argentina para que bandas y artistas puedan volver a actuar en sus lugares habituales”, como se detalla en el comunicado de la UMI. Las donaciones serán reunidas en el Fondo por lxs músicxs independientes –abierto durante por lo menos un mes– y se convertirán en el pago que se le hará a distintos artistas para que puedan realizar shows en vivo, una vez que se haya flexibilizado el aislamiento en torno las actividades ligadas a la música.

“La propuesta es hacer shows por streaming desde estudios de grabación o mismo en lugares de música en vivo, sin público y con todos los cuidados necesarios”, detalla Vásquez. “Comenzar la reconstrucción del sector transmitiendo estos shows y pagando los honorarios a los músicos que toquen. Dependiendo de las donaciones que obtengamos, vamos a saber si podemos hacer cincuenta, cien o trescientos shows. Dos mil personas que donen doscientos cincuenta pesos, por ejemplo, nos permitirían hacer cien shows. No son números gigantes y para muchos músicos y músicas puede ser la única manera de sostener su trabajo en este tiempo. Sabemos que es la primera actividad que se paró y probablemente la última que se reactive. Y hoy dependemos mucho de todos estos proyectos para paliar la emergencia y seguir buscando salidas”.

La Industria de los Videojuegos Post-Pandemia

La Industria de los Videojuegos Post-Pandemia

Ventas en línea, descargas, visitas... Mientras que muchos mercados se derrumban debido al confinamiento de una gran parte de la humanidad para luchar contra la COVID-19, para la industria de los videojuegos, todos los indicadores son verdes. Sólo las tiendas están sufriendo la crisis sanitaria debido al cierre de los puntos de venta especializados.

Con las medidas de cuarentena decretadas en todo el mundo para combatir la COVID-19, la industria de los videojuegos está batiendo récords.

En el período comprendido entre el 16 y el 22 de marzo, se descargaron 2,74 millones de juegos en el mercado EMEAA (Europa, Oriente Medio, Asia y África), lo que supone un aumento del 52,9% en comparación con la semana anterior.

"Las ventas de videojuegos están en pleno auge a raíz de la epidemia de coronavirus", comenta el sitio especializado Gamesindustry, que revela estas cifras basándose en datos de 50 países de la EMEAA (es decir, excluyendo a Estados Unidos). Este fenómeno se ve exacerbado por el lanzamiento de dos juegos: “Animal Crossing” y “Doom”.

Entre esas mismas fechas, en Francia, que entró en cuarentena el 17 de marzo, el aumento es del 180%. La misma observación se aplica a España (+142,8%), donde el confinamiento fue decretado el 14 de marzo. En Italia, el primer país europeo en aplicar la cuarentena, las ventas digitales se dispararon en un 174,9% la semana siguiente. Las plataformas de juegos como Steam registran récords históricos de conexión, al igual que las plataformas de streaming como Twitch.

"El videojuego es algo bastante notable para estas situaciones. Se puede hacer deporte, sumergirse en un mundo que permite salir de casa. Pero también podemos jugar juntos y tener relaciones a distancia", estima Emmanuel Martin, delegado general del Sindicato de Editores de Programas de Ocio (SELL), para quien este aumento es lógico y "coyuntural".

Un mercado para todos los públicos

Hoy en día, el catálogo de videojuegos es muy variado. Guerra, reflexión, deporte: la oferta se dirige a todos los públicos. Para fomentar el distanciamiento social, a finales de marzo la Organización Mundial de la Salud alentó a la gente a jugar con la iniciativa "PlayApartTogether" (jugar juntos a distancia). Una decisión que sorprendió dado que desde 2018, la Organización Mundial de la Salud reconoce la adicción a los videojuegos como una enfermedad mental.

En los países en los que la cuarentena llegó más tarde, como Reino Unido, muchos ciudadanos quisieron equiparse antes de ser confinados. Durante la semana del 9 al 15 de marzo, las ventas de videoconsolas aumentaron un 126,6% y un 250% la semana siguiente. En Australia, el aumento fue del 19,6% y luego del 285,6%.

Otra tendencia está surgiendo en este período de confinamiento: los antiguos jugadores que vuelven al mundo de los videojuegos. "Vemos a mucha gente reconectando viejas consolas, vemos que los videojuegos son un pasatiempo muy popular en este contexto particular", explica a RFI Thomas Beaufils, jefe de comunicaciones de Xbox.

Los juegos para móviles están rompiendo récords

Si los juegos de consola y PC están en alza, también es el caso de los juegos para móviles, que han alcanzado niveles históricos. Según App Annie, que analiza el mercado de las aplicaciones, "las descargas de juegos para móviles han aumentado, con un incremento del 30% en las descargas semanales de juegos en marzo de 2020" en comparación con todo el cuarto trimestre de 2019.

En el continente africano en particular, "el uso de juegos en los teléfonos móviles ha explotado", comenta a RFI Sidick Bakayoko, fundador de Paradise Game, cuyo objetivo es promover la práctica personal y profesional de los videojuegos en África.

El hecho de que los ciudadanos se queden en casa permite a los editores de videojuegos africanos explorar nuevas oportunidades. "El confinamiento está empujando a la gente a jugar en línea porque quieren jugar con otras personas", prosigue Bakayoko, que espera ver un cambio en los hábitos de consumo.

Para desarrollar este fenómeno y extender la práctica de los juegos en línea en el continente, sus equipos están trabajando en varios proyectos. Así pues, un evento entre varios países y una aplicación móvil "para poner en contacto a los jugadores de todo el continente" deberían ver la luz.

Temor al periodo post crisis

Aunque las cifras son buenas en este momento, el futuro es incierto para el mercado de los videojuegos. Las cancelaciones de los principales eventos de la industria como el E3 y Gamescom generan una gran incertidumbre. "Tradicionalmente, las consolas salen a principios de noviembre. Las presentamos en el E3 y luego las mostramos al público en Gamescom", explica Emmanuel Martin, delegado general de SELL.

Al final de cada "ciclo", el periodo entre dos nuevas consolas suele ser complicado para las compañías de videojuegos, y debido al coronavirus, "nos arriesgamos a que este fin de ciclo se extienda", se preocupa Martin, que teme que no todos los actores sobrevivan a la crisis.

Para los promotores africanos, la cancelación de estos grandes eventos es un inconveniente, porque son una oportunidad para darse a conocer en la escena internacional y tener visibilidad. "Si incluso Playstation y Xbox se ven afectadas, el mismo efecto se sentirá en los desarrolladores independientes", lamenta Sidick Bakayoko. Los editores africanos que consiguen estar representados en las ferias mundiales "son portavoces del videojuego en África" y, por lo tanto, "cuando se cancelan estas ferias, es una oportunidad perdida", concluye.

Con información de Romain Philips, RFI

Fuente: https://www.rfi.fr/es/economia/20200421-la-industria-de-los-videojuegos-bate-r%C3%A9cords-pero-teme-el-post-confinamiento