Grandes momentos en la vida Institucional

Nacimiento

Como idea, el Politécnico nació en 1962. La dirigencia antioqueña había identificado la necesidad de formar una nueva generación de personal orientado a apoyar los niveles medios de los diferentes sectores productivos.

Mario Aramburo

La Ordenanza Nº 41 del 10 de diciembre de 1963 de la Honorable Asamblea de Antioquia, creó el Politécnico definido como un establecimiento de educación pública departamental, destinado a la enseñanza profesional media.

“El objeto que se persigue es el de preparar, a nivel profesional, el personal técnico y administrativo que Colombia requiere para su desarrollo integral, como auxiliares de las profesiones mayores en unos casos o como directores de la actividad en las pequeñas empresas…”. Señalaba la sustentación de la propuesta ante la Asamblea.

El promotor de la idea fue el Doctor Mario Aramburo Restrepo, quien en ese entonces era el Gobernador de Antioquia y fue secundado por los Doctores Ignacio Vélez Escobar y Octavio Arismendi Posada.

Primeros pasos

Jaime Isaza

El Poli inició sus labores el 30 de marzo de 1964, como pionero de una nueva tendencia en la educación técnica. La noticia se registró en un momento en el que Antioquia pedía acciones frente a las carencias en educación técnica y se preguntaba por las debilidades en la formación profesional.

El nombre

En memoria del diputado, muerto ese año, la Asamblea de Antioquia aprobó, en noviembre de 1965 una Ordenanza por la cual se modificaba el nombre oficial de la entidad, para llamarse Instituto Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid.

La sede

Terreno Poli Antiguo

El terreno para construir su sede propia le fue entregado al Instituto Politécnico seis meses después de iniciadas las actividades académicas. Se trataba del lote de 60 mil metros cuadrados, que ocupa actualmente y que fue intervenido desde entonces para adecuar los espacios a la actividad del Poli.

La llegada de los programas a la nueva sede se realizó en agosto de 1966. En este año el Instituto Politécnico graduó 117 técnicos que fueron absorbidos rápidamente por el mercado.

La imagen del Politécnico se consolidaba y, para darle más fuerza, a finales de 1971 desapareció del nombre, la denominación de Instituto.

En 1972 el Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid fue autorizado para expedir el título de tecnólogo.

Más presencia en Antioquia

Entre 1973 y 1980 se acentuó el proceso descentralización, se abrieron los centros regionales de Oriente en el municipio de Rionegro y Suroeste en Jericó, las Granjas Experimentales en el municipio de Marinilla y San Jerónimo.

En los ochentas entraron en funcionamiento los centros regionales de Urabá, en Apartadó, y el del Nordeste en los municipios de Segovia y Amalfi.

Consolidado el perfil institucional del Poli, durante los años noventas, tomó un importante impulso el desarrollo investigativo de la Institución.

El Decreto 80 de 1980

El Decreto Ley 80 de 1980 reconoció la modalidad tecnológica en la categoría de educación superior. Ello situó al Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid al nivel de las instituciones de educación universitaria y facultó al tecnólogo para continuar sus estudios en una segunda etapa de profesionalización o especialización tecnológica.

Institución Universitaria

La Ley 30 de 1992 permite la creación de las instituciones universitarias como una categoría nueva en la escala de la educación superior. El Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid puede así, ofrecer carreras universitarias y otorgar títulos profesionales.

Más programas académicos

Entre los años 1993 y 1995, se crearon siete programas: tres Ingenierías y cuatro carreras profesionales.

En 1996 el Ministerio de Educación le entregó al Departamento de Antioquia y éste a su vez al Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid las instalaciones para el Centro de Prácticas de Bello, allí empezaron a funcionar 7 bloques de laboratorios.

Entre 1995 y 1997 se crearon tres nuevas Ingenierías y una especialización.

Autoevaluación

Hacia 2006 la dinámica del Poli estuvo marcada por la consolidación de una planta docente capacitada y actualizada, así como la extensión de programas y proyectos que tuvieran impacto en la sociedad. Se hizo énfasis en la conformación de semilleros de investigación y la vinculación a ellos por parte de los profesores ocasionales, de cátedra y de planta. En el camino hacia la calidad, el Politécnico empezó su proceso de Autoevaluación, con miras a la acreditación.

El Poli hoy

En los últimos tres años se han logrado profundas transformaciones en la vida Institucional del Poli.

Hemos consolidado las condiciones de Alta Calidad y Excelencia de nuestros programas, con el aumento de la planta docente y actualización de los recursos tecnológicos de aulas y laboratorios, además de adecuar los espacios bibliotecarios, ampliar los fondos y las bases de datos.

Respondiendo al principio el entorno también educa, se ha dado un vuelco a la infraestructura de las sedes entre otras: áreas de estudio con conectividad inalámbrica, renovación de la zona deportiva con cancha sintética, piscina remodelada, gimnasio al aire libre y cancha de voleibol. Nuevas aulas, salas de computadores y la modernización del Auditorio, hacen parte del proyecto de mejora continua.

Proyección

Tras cumplir 50 años de creación la Institución trabaja para buscar las condiciones que permitan solicitar la visita de condiciones previas para la Acreditación de Alta Calidad Institucional y seguirá la ruta del mejoramiento continuo, dentro de lineamientos del Plan de Desarrollo del Departamento, “Antioquia, la más educada.

Libro El Politécnico 2007